Saltar al contenido

Esoterismo

Descubre aquí fascinantes artículos y las últimas noticias relacionadas con temas esotéricos.

¿Qué es el esoterismo?

El esoterismo se define como un conjunto de enseñanzas o disciplinas de carácter oculto y secreto, que los hace no entendibles para la gente que no lo practica.

Surgió sobre el siglo XIX y se suele asociar a la brujería, la magia, los artes adivinatorios y el tarot. Así, al contrario que con las prácticas exotéricas, su transmisión a lo largo de las décadas se ha protagonizado por el secretismo, aunque de los unos años a esta parte se ha relajado este aspecto.

Una de sus premisas principales reside en el hecho de que las personas nos encontramos en una realidad dual. Por un lado, vivimos la verdad de las apariencias, que es de carácter puramente relativo, y, por otro lado, la verdad de la realidad, que es de carácter absoluto.

Las experiencias con las que se define el esoterismo son de carácter espiritual y los defensores de ellas explican que estas experiencias no pueden ser entendidas por una mente racional o lógica. Para acercarse mínimamente a comprenderla se suelen usa metáforas, símbolos o alegorías que se alejan totalmente de la razón. Para ello, es importante el uso de las palabras, en concreto, saber usar esas palabras.

Para entender el concepto con más profundidad puedes acceder a laguiaesoterica.com y obtener más información.

A continuación, se van detallar cuáles son las prácticas más habituales que llevan a cabo las escuelas esotéricas. Sus prácticas las llevan a cabo todas las personas que quieran mejorar a conciencia su nivel de espiritualidad.

De esta forma, las personas que se unen a estas prácticas suelen hacerlo o por conectarse con ella o por incluir en su vida un aprendizaje de experiencias esotéricas. Si una persona que ya ha vivido o ha tenido visiones esotéricas, llevan a cabo estas prácticas, aumentando sus conocimientos, evolucionaran con más velocidad, convirtiéndose en discípulos de forma más acelerada. El qué prácticas llevar a cabo ya depende de la afinidad de las personas con ella y su facilidad para adaptarse a ellas.

Sin extenderse más, a continuación, se presentan las prácticas esenciales del esoterismo.

Las cinco prácticas esotéricas más comunes

1. Observar la conducta del ser humano

La conducta de los humanos son clave para los esotéricos. Su observación les permite dar con muchos misterios que ellos pueden utilizar, tanto para reflexionar como para hacer prácticas.

Cada acción que realiza el ser humano lleva consigo una serie de misterios que solo los esotéricos pueden ver, por lo que no se ven a simple vista. Practicar observándolos permite al esotérica adquirir conocimientos extra. Cabe destacar que solo el esotéricos es capaz de analizarlos y conoce con exactitud con que ley se rige.

2. Meditar

Cualquier persona que realiza prácticas esotéricas incluyen en ellas la meditación. Esta práctica se convierte en esencial y se considera de las más potentes porque a través de su realización se consigue ordenar los elementos aprendidos y ordenarlos. Cada persona puede elegir la meditación que le vaya bien, pero lo importante es que el maestro esotérico te inculque varios tipos de meditaciones y que consigue que una de ellas será esencial, es decir, que sea clave para ti.

Si no se tiene un maestro que te transmita sus prácticas en mediación, se pueden realizar de forma independiente hasta encontrar la que más te permite estar en contacto contigo mismo. Sea como sea, lo más importante es tener una constancia y establecer un horario, que siempre sea el mismo.

3. Observar la naturaleza

La naturaleza es considerada por los esotéricos como un elemento con mucho poder. Por eso, es fundamental aprender a observarla y descubrir todo lo que posee. Según las escuelas esotéricas solo es a partir de la naturaleza donde todo puede aprenderse y saberse.

Varios maestros dedican toda su vida a observar esta práctica y se obtienen de ella resultados muy diferentes. Lo importante es que se obtienen la mayor parte de los conocimientos necesarios para crecer en el esoterismo.

4. Alimentarse

Aunque parece que no tiene mucha relación con el tema, la alimentación es el elemento que más energía proporciona a una persona, por lo que el esotérico a través de esta práctica se provee de energía. Se provee de alimento.

El tipo de alimentación no influye. De ese modo, el esotérico se alimentará de aquellos elementos que le permita una mejor obtención de energía. Los maestros afirman que
ayudará a incrementar las experiencias.

5. No llevar a cabo actos violentos

Por último, existe una práctica relacionado con la violencia, o, mejor dicho, la eliminación de la misma. Evitar hacer daño a ningún ser viviente se traduce en una práctica de purificación clave en las prácticas del esoterismo.

Se refiere, en este caso, también a la violencia de pensamiento, y es o más difícil de lograr, es decir, no pensar en violencia ni llevarla a cabo.