Saltar al contenido

Horóscopo chino

Adéntrate en el mágico mundo del Horóscopo Chino

¿Conoces cual es tu signo del Horóscopo Chino?

¿Te gustaría saber lo que te espera según la Astrología China?

Historia del Horóscopo Chino

La Astrología China se ha utilizado desde hace cientos de años. Los antiguos emperadores chinos la usaban como guía para tomar cualquier decisión importante (en guerras, para la economía, etc.).

Hoy en día, se utiliza de manera similar para diferentes asuntos, ya sean estos de gran importancia, como la fecha apropiada para casarse o abrir un nuevo negocio, como para cosas más triviales del día a día.

Según el Horóscopo Chino la fecha de nacimiento marca de forma determinante diferentes aspectos de nuestra vida, como la personalidad, el tipo de decisiones que tomamos, la facilidad para encaminarnos hacia el éxito o las personas con las que nos llevaremos mejor.

Tan importante ha resultado esto para muchos, que incluso llegan a programar por cesárea la fecha en la que nacerán sus hijos, asegurando así para ellos un signo favorable que les facilite la prosperidad en sus vidas.

Millones de personas por todo el mundo consultan habitualmente su Horóscopo Chino y tienen en cuenta los conocimientos milenarios de la Astrología China para la toma de decisiones en sus vidas.

Energia yang

¿En qué se diferencian el horóscopo Chino y el Occidental?

La diferencia fundamental entre la Astrología China y la Occidental es que en esta última los signos dependen de la constelación en la que está el Sol, mientras que la China está basada en ciclos lunares. Por esta razón no coinciden las fechas entre los signos del zodiaco de ambas ramas astrológicas, ni tampoco las fechas de comienzo del año nuevo.

Otra diferencia es que en la Astrología Occidental se utilizan nombres de constelaciones para sus signos zodiacales y en el Horóscopo Chino los signos llevan nombres de animales.

Los ciclos del Horóscopo Chino

En el horóscopo Chino se tienen en cuenta muchos factores que hacen muy complejo el cálculo de todo lo que influye en una fecha determinada, por lo que es necesario consultar tablas astrológicas para cualquier consulta que necesitemos hacer, o si queremos un estudio más detallado de una fecha importante, es recomendable acudir a un experto en Astrología China que nos haga una carta astral.

Pero para entender de forma básica cómo funcionan los ciclos del Horóscopo Chino, nos será útil conocer que se basa en la conjugación de diferentes períodos que en conjunto forman ciclos de 60.

Por un lado se van sucediendo los 12 animales que componen el zodíaco chino, combinándose con los 5 elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua) (12 x 5 = 60); los cuales a su vez se van conjugando con el Yin y el Yang (de modo que si un año es madera yang, el siguiente será madera yin y así sucesivamente).

El Año Nuevo Chino

El año nuevo chino es el primer día de luna nueva (calendario lunar) mas próximo al “lichun”.

El “lichun” (Comienzo de la Primavera) es el día equidistante entre el Solsticio de Invierno y el Equinoccio de Primavera del hemisferio norte. De modo que el año nuevo chino puede comenzar entre el 21 de enero y el 21 de febrero.

Este año 2020 empieza el 25 de Enero

Energia Yin

Los signos del zodiaco del Horóscopo Chino

Los signos del zodiaco del Horóscopo Chino están representados por 12 animales, que son:

• La Rata o Ratón
• El Buey o Búfalo
• El Tigre
• El Conejo, Gato o Liebre
• El Dragón
• La Serpiente
• El Caballo
• La Cabra u Oveja
• El Mono
• El Gallo
• El Perro o Lobo
• El Cerdo o Jabalí

Origen del Horóscopo Chino

El origen del Horóscopo Chino es complejo y cuenta con varias teorías. No son pocas las leyendas que circulan a su alrededor. Sin embargo, hay una que gana en popularidad y es la que está más aceptada en la sociedad.

Según esta leyenda popular china, el Emperador de Jade organizó hace muchos años una carrera de animales para decidir quiénes de ellos eran dignos de entrar en el zodíaco.

Para saberlo, estos tenían que cruzar el río y se les asignaría un año de acuerdo a la posición en la que llegarán.

Por esa época, el gato y la rata eran buenos amigos. Pero, aunque inteligentes, también eran los peores nadadores del reino.

Por ello, decidieron cruzar sobre la espalda de un buey. Este, noble y bondadoso, estuvo de acuerdo en llevarlos. Para ganar, la rata decidió lanzar al gato al agua.

La rata llegó en primer lugar. Mas tarde llegó el buey, nombrado segundo. Después de este llegó el tigre, que había luchado contra las corrientes y consiguió el tercer lugar.

El cuarto puesto fue para el conejo, que brincó de una orilla a la otra ayudándose de un pedazo de tronco.

El dragón apareció volando y llegó quinto, después de haberse parado a crear lluvia para ayudar a la gente de la Tierra. Más tarde llegaba el caballo, pero una serpiente lo asustó, haciéndolo caer. La serpiente ocupó el sexto lugar y el caballo el séptimo.

La cabra, el mono y el gallo se ayudaron entre sí para cruzar el río, ocupando sus respectivos lugares en el zodíaco. El perro llegó undécimo, pues no pudo evitar darse un baño en el río.

Por último, el emperador escuchó el gruñido de un hambriento cerdo. Este ocupó el puesto final, cerrando el círculo. El gato, al llegar el trece, no pudo ocupar ninguno de los puestos, desarrollando un odio infinito hacia la rata por el resto de los siglos.