Saltar al contenido

Ángeles, el ejército de Dios.

Hay muchas formas de definir a los ángeles, aunque la palabra proviene del latín angĕlus y significa “mensajero”, la acepción del término es mucho más amplia.

En relación a Dios, los ángeles son sus mensajeros, pero en relación a los hombres estos seres inmateriales son sus protectores.

Por esto desde la religión se conocen como ángeles custodios a estas criaturas celestiales que cuidan de nosotros cada día y noche de nuestras vidas, iluminando nuestro camino.

Otra función de estos seres espirituales es conformar el gran ejército celestial que trabaja para Dios, son sus ojos sobre la Tierra siendo los seres angelicales más cercanos a los hombres.

Ángeles. ¿Qué son?. ¿Cuántos son?. Jerarquía.

¿Qué son los ángeles?

¡Bendigan al Señor, ustedes, ángeles poderosos que cumplen sus órdenes y obedecen su voz!

Salmos 103:20 RVC (Reina Valera Contemporánea)

Decimos que los ángeles son seres invisibles y espirituales, por esto determinamos que su existencia es consecuencia de la fe. Entendiendo por fe estar seguro y convencido de lo que se espera aunque no se vea (Hebreos 11:1).

Las personas creemos que los ángeles existen y eso les da vida, es una verdad de fe que se construye en base a las creencias de los fieles.

Los ángeles fueron creados por Dios de la nada, así lo establece la doctrina de la Iglesia Católica:

Dios … con su infinito poder creó … al comienzo del tiempo ambas creaturas, las espirituales y las corporales; es decir, la angélica y la terrestre, y luego la humana, como creatura intermedia, compuesta de alma y de espíritu”

(Concilio de Letrán 1.215, ratificado en el S. XIX).

Ya sea que creamos que son mensajeros de Dios, espíritus protectores o criaturas que habitan el cielo, los ángeles están siempre presentes cuando queremos invocar a un alma pura, noble y de buenas intenciones.

Les encomendamos a los ángeles la protección de los seres queridos, la paz de nuestros sueños y el resguardo de nuestros hogares.

Según San Agustín “un ángel es espíritu por aquello que es, mientras que por aquello que cumple es ángel” (San Agustín, Enarratio in Psalmum 103, 1, 15: CCL 40, 1488). Ser ángel es un oficio.

¿Cuántos ángeles hay?

El número de ángeles servidores de Dios es muy grande, por esto se los llama el Ejército de Dios.

El Trono de Dios está rodeado de infinita cantidad de espíritus celestiales y cada una de las personas tiene un ángel custodio que la protege.

El profeta Daniel escribió:

“…millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él…”

Daniel 7:10 Reina-Valera 1960

Por tanto podemos decir que hay miles o millones de ángeles.

Jerarquía celestial

Dentro de la jerarquía celeste los seres angélicos se dividen en nueve categorías:

  • Serafines: se representan con una bola de fuego donde se ve un rostro con tres alas. Son los más cercanos a Dios y protegen su santidad, limpiando las almas de las personas para que lleguen a Él.
  • Querubines: sostienen el saber intelectual del Señor, su nombre se define como “plenitud del conocimiento”. Su figura se representa con cuatro alas, cuerpo azulado tiene pies y manos. Hay versiones que los muestran con alas llenas de ojos por su avidez de saberes.
  • Tronos:  forman el asiento en donde descansa Dios, tienen forma de rueda, muchos ojos y sus figuras son de color rojo.
  • Dominaciones: son ángeles decorados con estrellas, espadas y corona.
  • Virtudes: llevan una espada y la Biblia, son los que velan por el cumplimiento de los milagros. Su figura puede aparecer con balanzas y rayos.
  • Potestades: son ángeles protectores, se cree que pueden transformar lo negativo en algo bueno y que ayudan a resolver problemas.
  • Principados: vigilan al mundo y representan el “principio” de todas las cosas creadas por Dios.
  • Arcángeles: son siete en total y cada uno esta encargado de distintas misiones protectoras.
  • Ángeles: son los más cercanos a los hombres y a los que Dios ha encomendado su protección.

¿Cómo son los ángeles de Dios?

Los ángeles son criaturas incorpóreas, invisibles, dotados de voluntad e inteligencia.

Se los ha pintado y dibujado como seres angelicales que habitan en el Cielo, niños alados como la expresión máxima de pureza espiritual que acompañan a Dios y a todos los seres humanos.

Aunque los ángeles en general son miles como ya hemos visto, en muchas ocasiones se hace referencia a los ángeles de Dios a un grupo de siete Arcángeles que fueron llamados en la Biblia “príncipes jefes” o “ángeles jefes” como los llamaremos en los siguientes párrafos.

Si bien el Supremo no permite a los ángeles revelar sus nombres a los hombres, los arcángeles si tienen nombres que los individualizan.

En total son siete, pero los mas famosos son Gabriel, Miguel y Rafael

Los ángeles jefes tienen la misión de observar en todo el mundo como se comportan los hombres y esto se menciona en la Biblia varias veces:

 “Estos siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra”.

Zacarías 4:10b Reina-Valera 1960

“Porque los ojos del Señor recorren toda la tierra para …”

2.º Crónicas 16:9 La Biblia de las Américas (LBLA)

 “Acontecerá en aquel tiempo que yo escudriñaré a Jerusalén con linternas y castigaré a los hombres que…”

Sofonías 1:12 Reina-Valera 1995

“Son los siete ojos de Yahvé que recorren toda la tierra”.

Zaarías. 4:10b

Esos siete ángeles jefes se simbolizan con lámparas lo que figurativamente es la iluminada visión de Dios.

Los ángeles jefes están asentados delante del trono de Dios y nunca se ha mencionado que tengan alas.

¿Cuál es la misión de los ángeles?

La misión de los ángeles es ser mensajeros de Dios y protectores de todas las personas.

Han estado entre nosotros desde el inicio de los tiempos y conocen a la perfección la mente humana, saben de psicología, de ciencias y de arte.

Sus presencias nos ayudan en momentos difíciles, nos protegen de accidentes y malas experiencias a la vez que nos alejan de la influencia del diablo y Satanás.

Los ángeles forman parte de nuestras creencias y los invocamos en situaciones en las que sentimos que necesitamos una protección extra y sabemos que, a través de ellos, Dios está con nosotros.