¿Qué es una mancia? ¿Cómo puede sernos útil?

Mancia

¿Qué es una mancia? Seguro que has escuchado esta palabra en más de una ocasión. Descubre aquí lo que son las mancias y porqué nos pueden ser útiles.
Algunas mancias fueron disciplinas muy respetadas que se estudiaban en las universidades.

Descubre las mancias

¿Qué es una mancia?

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, mancia significa “adivinación” o “práctica de predecir”. Proviene del griego “manteia”.

Utilizamos este termino para denominar a las técnicas de adivinación o predicción del futuro, como podrían ser las cartas del tarot (cartomancia), las runas o la bola de cristal.

Mancia

Existen infinidad de mancias diferentes que se vienen utilizando desde el inicio de la civilización. Algunas de ellas, como las antes mencionadas, que son muy conocidas, mientras que existen otras muy curiosas y que pocos conocen, como por ejemplo, la Alectomancia, la croniomancia o la rasodomancia.

Las mancias a lo largo de la historia

Los sabios de pueblos antiguos como los caldeos, los babilonios o los árabes, utilizaban estas técnicas para hacer predicciones. A ellos acudían personas de todo tipo para recibir consejo y una guía para las decisiones importantes que tenían que tomar en sus vidas. Desde campesinos hasta reyes y dirigentes militares buscaban ser ayudados por medio de las mancias.

En la Edad Media alguna mancia, como por ejemplo la quiromancia (adivinación del futuro por medio de la lectura de las líneas y signos de la mano),  fueron disciplinas muy respetadas que se estudiaban en las universidades, pero con la aparición de la ciencia racional quedaron relegadas, junto con la astrología y la alquimia, a los baúles de la historia como si se trataran de reliquias de una época menos racional.

Que es una mancia

Hoy día, a comienzos del siglo XXI, la gran fisura entre la ciencia y el misticismo se ha estrechado considerablemente. Cada vez más, la ciencia confirma más que desmiente los fenómenos “irracionales”: se han medido los cambios que se producen en la actividad de las ondas del cerebro durante la meditación; el aura humana puede fotografiarse con una cámara Kirlian e incluso las partículas atómicas, que son las unidades básicas del universo, parecen ordenarse ellas mismas de acuerdo con las expectativas de quien las percibe.

¿Por qué nos puede interesar una mancia?

Estamos ante el comienzo de una nueva era en la que las personas se están cansando de la superficialidad del sistema consumista actual y han empezado a interesarse más por la parte humana y espiritual, en la que buscan “algo más” que realmente les llene y les ayude a vivir la vida de una forma más plena y feliz.

Es por ello que están en auge las investigaciones sobre temas esotéricos, conocimientos que la religión y los gobernantes han ocultado durante muchos años al pueblo, a fin de poder dominarlo a su antojo. Mientras que por un lado pintaban estas ciencias como algo oscuro, por otro ellos seguían investigando, practicando y beneficiándose de estos conocimientos.

Gracias a las nuevas tecnologías, a las redes sociales y a internet, tenemos acceso a una cantidad inmensa de información, podemos investigar y aprender sobre temas de lo más variados. Está claro que hay que ser selectivo y no toda la información es de calidad. Pero el tener acceso a todo este conocimiento hace que podamos descubrir cosas muy valiosas que nos ayuden a romper muchos esquemas preconcebidos, ver las cosas desde otro punto de vista y abrirnos a una vida que sea la que nosotros realmente elegimos, y no la que otros hayan elegido para nosotros. Una vida que realmente nos satisfaga.

Puesto que cada persona es única y tiene unas necesidades diferentes, debe buscar aquello que realmente le llene.

Mancias

En el mundo en el que vivimos, la publicidad, los medios de comunicación, las modas, nuestra familia, amigos, el cine y la televisión, son normalmente los que nos marcan el tipo de vida que deberíamos llevar, qué cosas están bien o mal vistas, como vestirnos, que trabajo es mejor, etc. Es por ello que la mayoría de las veces no se consigue ser feliz, ni siquiera consiguiendo la fama o una buena posición económica.

Lo que realmente importa es qué cosas nos hacen sentir bien, que tipo de vida es el que mejor se adapta a nosotros como personas individuales. Muchas veces, ni siquiera nosotros mismos lo sabemos con certeza.

Una mancia nos puede ayudar a descubrir cosas de nosotros mismos de las que no éramos conscientes, nos puede ayudar a tomar decisiones o a desarrollar habilidades que nos sean útiles para el día a día. ¡Atrévete a descubrir alguna mancia!.

No hay comentarios

Dejar respuesta