El tarot y la predicción del futuro. ¿Pueden unas cartas predecir el futuro?

El Tarot

Si te inquieta conocer lo que sucederá en el futuro, descubre como el tarot puede ayudarte.

Conoce lo que la Historia, la Física Cuántica o la Psicología dicen sobre la cartomancia.

¿Puede el tarot predecir tu futuro?

Se ha escrito mucho sobre la procedencia de el tarot. Nadie puede hablar a ciencia cierta de su origen y más viendo que durante la Edad Media estos temas siempre se han tratado de manera hermética, oculta, y no solo eso, incluso hubo momentos que quién trataba sobre asuntos de este tipo era considerado hereje y se le perseguía y daba muerte.

El tarot

Algunos hablan que llegaron de la India, otros de China y que probablemente llegaron a Europa de mano de los templarios. Otros han sugerido que fueron los gitanos provenientes del lejano oriente quienes la introdujeron en Europa. Incluso hay quien afirma que vienen de Egipto.

Otras fuentes coinciden que los primeros mazos aparecieron en Europa en el siglo XIV, como consecuencia de la fusión de unas cartas de juego italianas con cuatro palos y un grupo de veintidós Arcanos Mayores, cuyo origen aún es un misterio. También hay quién dice que hombres iluminados provenientes de todos los rincones del mundo se reunieron en la ciudad de Fez, en Marruecos, y conjugaron su sabiduría y la ocultaron en estos símbolos místicos.

Pero más allá de cual haya sido su origen, lo que si es cierto es que el ser humano siempre ha tenido la inquietud, incluso la necesidad de saber los acontecimientos que estaban por llegar, de predecir el futuro. Y para esto a lo largo de toda la historia han utilizado diferentes medios y se ha hecho de diferentes formas.

Pero ¿puede el tarot predecir el futuro?

Debemos partir teniendo en cuenta que nada en el universo es independiente o autónomo, todo esta interconectado entre sí y las partes se definen precisamente a través de su conexión con el todo.

Historia del tarot

Y aunque esto se ha creído así desde tiempos remotos, hoy más que nunca podemos afirmarlo.

Solo hay que echar un vistazo a los últimos experimentos sobre física cuántica y como rompen todos los esquemas que durante años la física tradicional nos ha dicho.

Que una misma partícula pueda estar en dos sitios distintos a la vez, independientemente de la distancia o incluso del tiempo es algo asombroso pero real.

Dos siglos antes de Cristo los Vedas hindús ya hablaban sobre esta interconexión y probablemente esto inspiró a Leibniz en su teoría de las mónadas donde dice que “cada porción de materia puede concebirse como un jardín lleno de plantas, o como un estanque lleno de peces, pero a la vez cada rama, o cada gota de agua, es también ese jardín y ese estanque”.

El tarot es un medio que entre otras cosas nos ayuda a tomar decisiones correctas en el presente, para tener un mejor futuro.

Consulta tarot

Los seres humanos podemos ser muy diferentes pero todos participamos de una misma esencia y estamos sujetos a las mismas leyes cósmicas.

El psicólogo austriaco Carl Gustav Jung desarrolló la teoría sobre la ley de sincronicidad donde habla de “la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera acausal”.

También habló de la existencia del inconsciente colectivo que es la existencia de un sustrato común a los seres humanos de todos los tiempos y lugares del mundo, constituido por símbolos primitivos con los que se expresa un contenido de la psique que está más allá de la razón, arquetipos.

El tarot esta formado por 78 cartas. Veintidós forman los Arcanos Mayores y cincuenta y seis los Arcanos Menores. Cada carta posee una imagen con un significado específico. Se trata de un lenguaje universal que se manifiesta a través de una variedad de símbolos arquetípicos. Estos símbolos encierran un significado profundo con muchos niveles de alcance.

Este lenguaje universal convierte a “el tarot” en una herramienta útil para el conocimiento personal, así como para tomar decisiones para el futuro. Y por extraño que parezca también parece predecir estructuras de comportamiento o acontecimientos que se encuentran a punto de suceder o que hay muchas probabilidades de que sucedan, ayudándonos así a tomar decisiones más acertadas en el presente.

No hay comentarios

Dejar respuesta