Alectomancia. ¿Qué es y como se utiliza?

Alectomancia

¿Qué es la Alectomancia?

Te detallamos cuatro formas distintas en las que se ha utilizado esta mancia tan antigua a lo largo de la historia, en la que el uso de un gallo para adivinar el futuro era el denominador común.

La Alectomancia

La Alectomancia es un método de adivinación muy antiguo. La etimología de la palabra Alecto es “gallo” y Mancia “adivinación o práctica de predecir”.

Alectomancia

En este artículo indicamos cuatro métodos distintos en los que se utiliza un gallo para predecir el futuro.

Alectomancia: Método 1

El primer método y más conocido consiste en trazar un círculo en el suelo. Este círculo se divide en casillas, en cada una de las casillas se escribe una letra del alfabeto y se coloca encima de cada casilla un grano de trigo.

Entonces se situa al gallo en el círculo y se observa secuencialmente las letras de las casillas que el gallo se va comiendo. Con esas letras se forma una palabra, de la que luego se deducirán los pronósticos.

En cuanto el gallo se come un grano, se vuelve a poner otro en la letra, para que todas puedan aparecer cuantas veces sean necesarias.

Alectomancia: Método 2

Otra variante, más común en África, consiste en esparcir granos por el suelo. Se pone al gallo para que vaya comiendo y cuando este termina, se interpretan los dibujos, señales o patrones que han quedado en el suelo.

Alectomancia: Método 3

La tercera forma en la que se usa un gallo para adivinar, es utilizando la “alectoria”. La alectoria es una piedra que se forma en el ventrículo o en el hígado de los gallos cuando ya son mayores. La forma de esta piedra es casi redonda y del tamaño de una avellana aproximadamente.

Alectomancia: Método 4

Aunque menos conocida, también hay personas que han llegado a practicar la adivinación por medio de la interpretación del canto del gallo.

Existen cientos de mancias diferentes, algunas de ellas muy curiosas. En próximos artículos hablaremos de otros interesantes métodos de adivinación que se han utilizado desde hace cientos de años en diferentes partes del mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta